Remate de cuadros de Arteterapia de pacientes oncológicos

Una entretenida y emotiva tarde compartieron asistentes y pacientes artistas en remate de las obras desarrolladas en los talleres de Arteterapia, que ofrece la Fundación Oncológica Dr. Caupolicán Pardo como manera de contribuir a mejorar la calidad de vida de quienes padecen cáncer y que reciben tratamiento en el Instituto Nacional del Cáncer.

El remate, que se realizó el jueves 24 de mayo, a las 19.00 horas, en uno de los salones de la Fundación Cultural de Providencia (Avda. Nueva Providencia 1995, Providencia), tuvo por objetivo reunir recursos para seguir financiando los talleres y la medicina china que se entrega en la Aldea Integrativa de Salud desde abril de este año.

Un grato momento vivieron los asistentes a la actividad que fue animada por el talentoso humorista, actor y consejo de la fundación, Pedro Ruminot, quien a ratos cedía el micrófono tanto a la Directora Ejecutiva, Bárbara López, como a la relacionadora pública, Claudia Zapata, de la misma organización.

A la una, a las dos y a las … tres

Con mucho sentido del humor y carisma se procedió a ir rematando cada uno de los cuadros que los pacientes compartieron generosamente para los fines antes descritos. Todos los expositores lograron de alguna manera motivar a los asistentes y poco a poco fueron entregando sus obras: Dina Luengo Ortiz, Gianella Cerda Aburto, Rosa Fuentes Araya, Marta Hinojosa Lorca, Margarita Richasse Toro, María Angélica González González, Hermosina Díaz Castillo, María Angélica Vega González, Dina Velásquez Vidal, Ana Vargas, María Isabel Díaz González y Armando Lazo Traslaviña.

Este taller se ha convertido en una potente herramienta para ayudar a expresar, mediante el arte, esas emociones, sensaciones o vivencias que sufren las personas y en este caso los pacientes con cáncer. “Para mi este taller ha sido un importante espacio de contención y red de apoyo que me ha permitido compartir con pacientes que están en la misma situación además de expresar mis emociones y vivir el presente. Ha sido muy enriquecedor saber que nuestras obras se expondrán y tienen un noble fin para ayudar a paliar el sufrimiento de otros pacientes oncológicos”, dijo Gianella Cerda, una de las expositoras pacientes.

Aunque los asistentes fueron muy generosos aun quedan obras por rematar. Quienes quieran conocerlas pueden acercarse a la oficina de la fundación, ubicada en dependencias del Instituto Nacional del Cáncer.

Galería