Nosotros

El espíritu que inspira la Fundación Oncológica se remonta a la fundación del Instituto Nacional del Cáncer el 13 de diciembre de 1930, momento en que el Dr. Caupolicán Pardo Correa después de años de dedicación logra la apertura del Instituto del Radium, primer y único centro integral de atención y tratamiento del cáncer en Chile hasta el día de hoy.

En 1995, nace la Fundación Oncológica Dr. Caupolicán Pardo y durante sus más de 20 años de existencia ha cumplido un activo rol en el desarrollo del Instituto Nacional del Cáncer, a través del desarrollo e implementación del 1er Servicio de Radioterapia en Chile, implementación del Servicio de Medicina Nuclear y otros servicios médicos. Además, permitió la instalación del Servicio de Radioterapia en el Hospital de Valdivia y en el Hospital Barros Luco.

Y desde 2015 ha centrado su labor para contribuir a mejorar la calidad de vida de los pacientes del Instituto Nacional del Cáncer a través del financiamiento de talleres como Arte terapia, Buen Comer, y Yoga Medicina, entre otros; de la creación del Banco de Ortesis, que facilita lo que requiera la rehabilitación del paciente; la mejora de espacios físicos como la remodelación de sala de recuperación de post anestesia infantil, el área de quimioterapia hospitalizados, el servicios medicina y de cirugía damas, y la incorporación de nuevos espacios como Habitación Adolescente y Rincón Infantil.

También colabora con la difusión del conocimiento y educación en cáncer a través de cursos y charlas, y con campañas de detección temprana gracias a iniciativas como “Mesa Solidaria”, venta de productos con sentido, stand y conserjerías especificas, y en alianza con la empresa privada. Destaca en este último aspecto la relación por más de tres años con Estee Lauder Companies – Falabella para entregar cada año 1.000 mamografías a mujeres fuera del rango de cobertura.

La Fundación Oncológica Dr. Caupolicán Pardo es una organización privada sin fines de lucro, auditada anualmente y con respaldo bancario.

Ser reconocidos, en el largo plazo, como la fundación oncológica con mayor impacto en Chile, logrando extender nuestra ayuda a todos los pacientes públicos del país y aportar así en la lucha contra el cáncer.

Somos una fundación sin fines de lucro, encargada de velar por el bienestar de los pacientes del Instituto Nacional del Cáncer, a través de la continua búsqueda de mejores oportunidades de ayuda, tanto en condiciones básicas como en sus tratamientos.

¿Tienes alguna duda?

Contactanos para resolver todas las dudas que tienes.