18 años del voluntariado

“Nuestro mayor deseo es que la salud nos acompañe para seguir sirviendo a los pacientes del Instituto Nacional del Cáncer”, con esta frase la coordinadora del voluntariado de la Fundación Oncológica Dr. Caupolicán Pardo, Gloria Soto partió su mensaje de agradecimiento por la celebración de 18 años, que reunió a más de 20 de las personas que dan vida a este importante grupo y que incluyó a la presidenta, Claudia Celedón; el vicepresidente, Rodney Stock; el consejero Guillermo Chirino, y a la directora ejecutiva, Bárbara López.

El voluntariado pasó a formar parte formalmente de la fundación tras la promulgación de la ley de derechos y deberes del paciente el año 2012, pero muchas de las integrantes llevan más de 30 años acogiendo con cariño a los pacientes oncológicos del sistema público. Formalmente como grupo cumplieron 18 años y ante las tallas propias de que ya son “mayores de edad” fueron celebradas con un grato almuerzo de camaradería en el club de campo del Colegio Médico.

Entre sus labores están básicamente la de información y orientación, acompañar cuando no hay familiares cerca, acoger y celebrar, porque son características sus actividades por los días de la mujer, de la mamá, del papá, del niño, fiestas patrias y Navidad, tanto en sede norte como sur.

“Nosotros desde que asumimos les hemos dado un valor muy destacado a su labor; de hecho, les renovamos hace un año y medio su uniforme, las hemos acompañado y gestionado acciones para que sus celebraciones y ventas de bazar resulten de la mejor manera y cuando se puede las regaloneamos porque definitivamente se lo merecen. Ellas donan una o dos mañanas de su semana para venir al INC de manera gratuita con las incomodidades que el tránsito o el clima puedan presentar. Tal como nos comentaba Celeste Urra, durante el almuerzo, muchas veces han tenido que ser muy firmes con sus familias porque les dicen que “ya está bueno” o bien les piden que descansen en esta etapa de sus vidas”, agrega la directora Bárbara López.

En su agradecimiento formal, la presidenta Claudia Celedón les extendió los sentimientos de amor, cariño, y respeto hacia la actividad que realizan y les reafirmó el compromiso de seguir contando con el consejo directivo cuando lo necesiten. “Ellas son un valor inconmensurable y no podemos dejar que se desmotiven o las adversidades las desanimen”, sostuvo Claudia.

Galería